Biblioteca de añadas

Biblioteca de añadas

1953196019621964
1965196819691970
1973197519761978
1981198219831985
1986198719881989
1990199119921993
1994199519961997
1998199920002001
2002200320042005
2006200720082009
201020112012

Manifesto Vinotellers

¿Cuándo fue la última vez que te paraste a escuchar una buena historia? Los mayores siempre tienen una preparada para contar.

 

Esta es la nuestra:

Érase una vez, cuando todavía los bodegueros aconsejaban «¡Guarde la botella unos años y verá!», la paciencia tenía recompensa y los vinos maduraban hasta su apogeo deleitando a narices y a paladares por igual.
Los colores dorados y las tonalidades teja, los aromas otoñales y los sabores balsámicos o especiados eran familiares y fácilmente reconocibles.

Un buen día, el culto a la urgencia se impuso a las cocciones lentas y ese mínimo de una década de antigüedad para guardar el vino antes de descorcharlo, disminuyó y disminuyó hasta tal punto que las historias y los sorbos de sabiduría pasaron a ser cosa de viejos.

Ya nadie poseía un sacacorchos de láminas en casa porque los corchos no llegaban a volverse frágiles. A los que todavía tenían una bodega bajo tierra, y conservaban o

coleccionaban vinos, se les tachaba de sibaritas. Muchas botellas con historia empezaron a caer en el olvido…
Inesperadamente una sumiller con olfato de cazadora y alma de detective, dando rienda suelta a su francófila afición de búsqueda en anticuarios, emprendió la misión de desempolvar aquellos tesoros en forma de botella. A raíz de promover el valor de la cultura de la guarda, esos vinos, guardianes de costumbres y tradiciones, pasaron a convertirse en su verdadera pasión.

Así fue como acabó por apodar vinos mayores a los vinos de añadas maduras y antiguas; por el cariño y el mimo que le daba a cada botella. Y con un firme propósito, nostálgicos, amantes de lo vintage, clásicos o simplemente disfrutones del buen comer y del buen beber se unieron a la causa:
Que el gusto por los vinos mayores nunca llegue a desaparecer.

Si ahora te invaden unas ganas locas de descubrir a qué sabe un vino mayor:

HAZTE YA CON UNO