BUSCA TU VINO EXTRA-ORDINARIO AQUI
EN ES

¿Soy un verdadero hedonista del vino? Haz nuestro test y sal de dudas.

Seamos claros, el hedonismo lamentablemente no tiene una buena reputación ya que lo primero que nos viene a la mente cuando hablamos de una persona hedonista es un hombre gordito y glotón en la mesa de un muy buen restaurante pegándose un homenaje desmesurado. ¿Me equivoco?

 

El hedonista no es aquél que encuentra cualquier excusa para living la vida loca sino que hablamos del que es capaz de dominar el arte de disfrutar de la buena vida y de sus pequeños placeres.

 

Lejos de confundir hedonismo con consumismo, desde Vinotellers, con el pretexto de que envejecemos por ti -no nosotros, sino los vinos extra-ordinarios- te lo ponemos en bandeja para que acumules menos y puedas descorchar muchas botellas más con la satisfacción que eso conlleva.

Porque son precisamente los placeres sensoriales como la comida y el vino, pero también los paisajes, la música, las obras de arte, u otros derivados de compartir tiempo con nuestra familia o amistades, los que actúan como mayor fuente de felicidad en las personas. -¿Te estás visualizando ya compartiendo mesa con amigos y arreglando el mundo en la sobremesa con la última copa del Macon Milly-Lamartine Clos du Four de 2003 des Heritiers du Comte Lafon en la mano después de haber disfrutado de un buen arroz caldoso? Yo también me veo-

 

¿Y qué placer más sensorial y más cotidiano que el de oler aquello que vamos a comer? Yo soy de esas que huelen cada alimento antes de metérselo a la boca y el simple placer de respirar, hacer una pequeña pausa y reflexionar unos segundos antes de ingerir ayuda a ir creando tu registro o tu biblioteca personal de aromas -que no te dé vergüenza, pruébalo más a menudo porque engancha-. Degustar es una sensación altamente placentera y a pesar de que en el caso del vino su ritual pueda parecer en muchas ocasiones algo snob -y es cierto que da para echarse unas risas- el hecho de compartir una botella e intercambiar opiniones sobre ella alrededor de una mesa es lo que nos acaba uniendo.

El gusto se podría definir al fin y al cabo como la catedral de los sentidos, si bien el olfato nos limita a nivel de sensaciones pero nos hace viajar en nuestros recuerdos, es el paladar el que nos permite sentir el frío o el calor, la textura, etc. En la cata de vinos intervienen todos los sentidos -sí, incluso el oído al descorchar, al servir en la copa o al brindar- así que ante tal despliegue de placer no podía ser de otro modo que los amantes del buen beber fuéramos unos hedonistas de manual.

 

¿Qué tipo de hedonista moderno eres tú?

 

El conocedor

Tienes sed constante de “saber de vinos” y eres un ratón de biblioteca de añadas. Admirar tu nevera de vinos y enseñársela a tus amigos cuando vienen a casa es de las cosas que mayor satisfacción te causa.

 Te pasarías horas charlando con un sumiller -de hecho sientes que son las personas que mejor te comprenden- y te fascina cuando te hacen descubrir no solamente joyas de aquí, sino también vinos franceses que desconocías.

 Tus vinos extra-ordinarios:

  

El anfitrión 

No es lo mismo organizar una cena en casa que practicar el arte de recibir cuando tienes invitados. Lejos de la torre de bombones y del mayordomo en la puerta, sabes que para lucirte lo que necesitas es descorchar una o varias botellas de esas que guardas para una buena ocasión.

 Siempre tienes una botella de champagne en frío por lo que pueda pasar. Para ti cada detalle cuenta y eres tan amante del arte de la mesa como de las sobremesas.

Tus vinos extra-ordinarios:

  

El prescriptor

Te encanta compartir los placeres de la vida. Tus amigos saben que das siempre en el clavo y no dudan en que sigas eligiendo tú el vino.

 A poco a poco has ido entrando en el microcosmos de catas de vinos para verdaderos amantes del vino y te codeas con «otros de tu especie»; “los del vino”.

 Tus vinos extra-ordinarios:

 

Artistas todos del buen beber, me encantará que me cuentes cuál de ellos mejor te define, aquí abajo en los comentarios.

 

Por cierto, ¿no tienes curiosidad por descubrir que más botellas extra-ordinarias tenemos en nuestra librería? Echa un vistazo a nuestro listado.

 

¡Salud!

Cris – Una cuentavinos

 

¿Tienes algún amigo o amiga hedonista que nos debería conocer? Comparte este post con ellos o ellas.

¿Tienes dudas de si esta newsletter es o no para ti? ¡Te las resolvemos!